... " a todos los huéspedes que se presentan en el monasterio ha de acogérseles como a Cristo", dice la Regla de S. Benito.

 

Por eso después de la oración, la hospitalidad ha sido el servicio más característico que los monasterios han prestado y prestan  a la  Iglesia.

 

 

Las Constituciones determinan: " todo monasterio.............según los tiempos y lugares, mantenga la tradición de recibir a los huéspedes......... sin que este servicio perturbe la quietud monástica". La Comunidad debe ayudar a los que buscan una oración más profunda, pero........ "los monasterios son lugares santos, No sólo para quienes participan de la misma fe, sino para todos los hombres de buena voluntad".


Por ello queremos ofrecer a todo el que lo busca, un lugar apacible, en un clima de silencio, respeto, austeridad y de gozosa acogida.