Benito pide a los monjes que acojan a toda persona como si fuera Cristo mismo. Con ese espíritu benedictino, esta comunidad cisterciense del Monasterio de Nuestra Señora de Vico, quiere acoger a todas las personas que se acercan hasta nuestra comunidad.